Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (Seech) presentó ante la estructura de Nivel de Secundarias, el documento para la elaboración del Plan de Desarrollo Institucional 2021-2022 de este nivel educativo.

Esta planeación educativa contempla las acciones y programas principales que se realizarán en el siguiente ciclo escolar, en las escuelas secundarias federales del estado, tanto generales, como técnicas y telesecundarias.

Uno de los aspectos principales que se tienen previstos, es la recuperación de estudiantes que se encuentran en riesgo de abandonar la escuela, debido a factores, como el cierre de planteles con motivo de la pandemia por COVID-19.

Se plantea también, el fortalecimiento de habilidades digitales del personal docente en estos centros escolares, así como hacer frente de mejor manera a los retos pedagógicos.

En la presentación del citado documento, el secretario de Educación y Deporte al asegurar que la educación sigue siendo uno de los grandes productores de certeza social, señaló que se deben valorar el esfuerzo y trabajo realizados por la estructura educativa en el estado, para garantizar la educación de niñas, niños y jóvenes que conforman la población escolar del nivel básico en la entidad.

A su vez el director general de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua, sostuvo que la pandemia es un hecho que marcará un antes y un después a la educación, la cual, nunca como ahora, deberá ser inclusiva y factor para que las y los docentes adquieran nuevas habilidades y estrategias pedagógicas, para hacer frente a esta nueva realidad social.

Los tres principales desafíos del Plan de Desarrollo Institucional 2021-2022 de secundarias son: fortalecer el apoyo académico y seguimiento de trayectorias escolares debilitadas, de alumnos y alumnas, para una detección temprana de estudiantes en riesgo

Garantizar las condiciones sanitarias que aseguren el distanciamiento social en las instituciones educativas, esto basado en la reorganización de espacio y tiempo escolar, así como en la aplicación de protocolos sanitarios, a través de consejos de participación en los que colaboren todas y todos los integrantes de las comunidades escolares.

El tercer desafío, consiste en generar las condiciones para dar continuidad a la enseñanza, con modelos híbridos en los que la asistencia presencial a la escuela sea parcial, mediante la ampliación del acceso a la conectividad y a dispositivos digitales, así como al desarrollo de capacidades de maestras y maestros, para que puedan hacer un uso pedagógico de estas tecnologías.