No hay actividades presenciales en el internado; por tanto, no debería de haber alumnas en el lugar, ni desarrollarse ningún tipo de actividad al interior debido a la contingencia sanitaria.

Derivado de lo anterior, no está programado ningún servicio que obligue a la autoridad a proporcionar suministros alimenticios y de cualquier índole asistencial.

Todas las actividades académicas son virtuales. Las estudiantes tienen pleno conocimiento de los calendarios y horarios de clase, mismas que son de carácter obligatorio.

Los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua no tienen contemplado por el momento, llamar al personal docente ni al de apoyo para prestar sus servicios de manera presencial.

Los recursos para las estudiantes están dispuestos para que en su momento oportuno y de manera justificada, se apliquen a lo destinado.

La declaración del Consejo estudiantil en el sentido de que están en paro académico, es un hecho extraño dado que su asistencia a la plataforma virtual ha sido irregular y esporádica; prácticamente están en paro académico desde hace algunas semanas.

Las alumnas todas y las madres y padres de familia, han recibido por escrito de parte de las autoridades educativas la información suficiente para que asuman una actitud responsable para evitar contagios y para que las estudiantes se incorporen a las actividades escolares virtuales.