Con el propósito de fortalecer el trabajo de las y los supervisores de Educación Básica, se impartió la conferencia magistral “La Supervisión Escolar en el marco de la Reforma Educativa”, a cargo de Alejandra Rodríguez Ocariz, directora de la Coordinación de Desarrollo Escolar de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Lo anterior en el marco del “Taller Estatal a Supervisores Escolares de Educación Básica”, organizado por la Secretaría de Educación y Deporte, en el que se contó con la asistencia de 774 supervisoras y supervisores de preescolar, primaria y secundaria, de los subsistemas estatal y federalizado.

Este encuentro se desarrolló en el Salón de Seminarios de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Chihuahua, para el arranque de los trabajos se tuvo la presencia del gobernador Javier Corral, así como el secretario de Educación y Deporte, Pablo Cuarón, y autoridades educativas y sindicales.

Durante su ponencia, Alejandra Rodríguez Ocariz explicó que poner la Escuela al Centro, es saber a tiempo lo que pasa en ellas, “y para conocerlo, requerimos de estar en las escuelas y en los salones de clases, esta también es una tarea fundamental de la autoridad educativa local pero sobre todo de los supervisores escolares”.

Agregó que el Supervisor es el garante del cumplimiento del derecho a la educación de las niñas y niños de recibir una educación de calidad, por ello en la presente administración se ha dado una atención sin precedentes a la figura del Supervisor, porque es la autoridad educativa más cercana a la escuela, es el enlace entre la administración, la escuela y la comunidad escolar, es el responsable también de generar condiciones institucionales y apoyar a las escuelas, también es promotor de cambio y mejora educativa.

Por esta razón, tiene un papel central en la Reforma Educativa, pues le corresponde asesorar y acompañar los procesos de mejora continua de la escuela a su cargo, enfocándolas a elevar la calidad en el servicio educativo que se ofrece, además dijo que cuando se habla de calidad, es el que todos los alumnos reciban oportunidades para aprender, “una educación es de calidad cuando logra sus propósitos, y estos son única y exclusivamente que todos los alumnos aprendan, porque una educación de calidad es un derecho fundamental”.

Agregó que la tarea no es sencilla, sobre todo porque hoy en día las escuelas enfrentan grandes desafíos con el surgimiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, sobre todo por el avance de la ciencia, la humanidad ha logrado desarrollar un nivel de conocimientos sin precedentes en la historia, y ello tiene repercusiones en la escuela.

El primero de estos desafíos, es que la escuela deja de ser el único espacio donde los alumnos adquieren conocimientos e información, hoy en día existen otros medios de comunicación más potentes e incluso menos costosos para entrar en contacto con el conocimiento, “si bien podemos considerar sus ventajas, por ejemplo hay mayor información, hay mayor calidad en la presentación y mayor velocidad de transmisión, no hay que olvidar un serio problema, la saturación informativa, en este contexto la escuela no puede competir directamente pero ello no quiere decir que quede vacía de contenido o actividad, tiene que sumarse y aprovechar estos medios de comunicación y hacerlos sus aliados”.

De igual forma, las tecnologías tradicionales del proceso educativo dejan de ser las únicas responsables, hoy los alumnos tienen acceso a conocimientos e informaciones sin comparación en la historia, saben encontrar la respuesta de manera prácticamente inmediata, en muchos casos sin necesidad de profundizar en las causas, las consecuencias o condiciones, descubren fácilmente cómo utilizar las tecnologías para obtener respuestas y resultados, a veces con el menor esfuerzo posible.

Otro de los desafíos es que el conocimiento deja de ser lento y estable, este conocimiento ahora es continuo, es progresivo, es renovado, dado que existe una sobreabundancia de información que circula en las redes.

Los niños y jóvenes con el desarrollo de programas a distancia aprenden ante los medios audiovisuales interactivos con mayor rapidez que los sistemas presenciales, por lo que la palabra del profesor y el texto no son los únicos discursos o soportes exclusivos de la comunicación educacional, eso trae como consecuencia que la escuela deja de ser una agencia que opera en un medio estable sino en un cambio permanente.

La funcionaria federal resaltó que el Estado mexicano tiene la obligación de garantizar las condiciones suficientes para asegurar sin discriminación alguna el derecho de que todas las personas reciban una educación de calidad.

El derecho a la educación comprende tres aspectos fundamentales, y en los cuales los Supervisores tienen que velar: asistencia, permanencia, y logro de aprendizajes. También son responsables de observar el cumplimiento de ese derecho que tienen los alumnos que están en su zona, esto es, que cada estudiante aprenda y se forme integralmente.

Agregó que el sistema educativo nacional está conformado por 35 millones de niños y jóvenes en la modalidad escolarizada, esta cantidad es igual a juntar a toda la población de Canadá, ahora bien, la educación básica, que incluye los niveles de preescolar, primaria y secundaria, es la etapa de formación de las personas donde deben desarrollar las competencias básicas para la vida, este es el subsistema educativo más numeroso del país, ya que se tiene matriculados más de 26 millones de estudiantes, lo que representa el 73.7% del sistema educativo nacional.

Estos 26 millones de alumnos del nivel básico representarían atender a cuatro de los siete países que tiene América Central, es decir, atender la población total de Honduras, Nicaragua, El Salvador, y Costa Rica.

En estos niveles, el servicio educativo colaboran alrededor de 1.2 millones de docentes en casi 228 mil escuelas, lo que representan también 228 mil directores a nivel nacional. Por ello el desafío es muy grande, dado el enorme reto que representa el tamaño de la población de niños y jóvenes, y por supuesto, la atención también a docentes y directores en servicio.

“Para la atención de estos retos se han dedicado importantes esfuerzos y recursos en México para avanzar en el desarrollo de un sistema educativo incluyente y de calidad, el esfuerzo que se ha desarrollado a lo largo y ancho del país ha sido intenso y en parte ha sido también gracias al trabajo de miles de maestros”, concluyó la conferencista.