Con el propósito de promover el conocimiento de los hechos históricos y de los personajes que contribuyeron a la formación de nuestra nación, la Secretaría de Educación y Deporte realizó la ceremonia cívica del 105 aniversario luctuoso de Don Abraham González Casavantes, destacado jefe de la revolución maderista, Gobernador de Chihuahua, y Secretario de Gobernación durante la presidencia de Francisco I. Madero.

El acto cívico tuvo lugar en las instalaciones de la Escuela Primaria Estatal “Abraham González Casavantes”, ubicada en la colonia Obrera, con la presencia de autoridades educativas, representantes de la Presidencia Municipal, Congreso del Estado, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana, además de Ana María Enríquez Ortegón, sobrina nieta de Don Abraham González.

En la ceremonia los honores a los símbolos patrios estuvieron a cargo de la banda de guerra y la escolta de la Escuela Secundaria Federal No. 1 “Guillermo Prado Prado”, posteriormente, el maestro Héctor Suárez Márquez brindó una semblanza sobre la vida de Don Abraham González, en la que resaltó su importante papel durante el movimiento revolucionario en el estado de Chihuahua.

“Don Abraham González Casavantes se ganó el respeto y la admiración de todo el pueblo debido a su don de gentes y su férrea lucha por los más desprotegidos, fue un personaje que luchó y soñó por una verdadera transformación en el país, lo cual lo llevó a ser parte de los más connotados revolucionarios, también es un honor para todos los que estudian y laboramos aquí, que nuestra escuela lleve el nombre de este ícono tan importante de la revolución mexicana”, expresó el docente.

Las alumnas Aylin Nahomi Acedo Alfaro y María Paola Nevárez Cruz declamaron la “Poesía a Abraham González”, además, el coro de la institución, dirigido por la maestra Yadira Bustos Gardea, interpretó el “Himno a Abraham González”, acompañado por la Banda de Música de Gobierno del Estado.

El discurso oficial estuvo a cargo de Julio César López, jefe del Departamento Académico de Educación Primaria, quien dijo que las alumnas y alumnos deben sentirse muy orgullosos y comprometidos de ser parte de esta emblemática institución, ya que el nombre Abraham González Casavantes es sinónimo de lealtad, patriotismo y valentía.

Para concluir la ceremonia cívica, las autoridades llevaron a cabo una Guardia de Honor en el busto dedicado a Don Abraham González, así como la interpretación del Himno Nacional Mexicano por parte del público asistente.