La Universidad Tecnológica de la Tarahumara, máxima casa de estudios del municipio de Guachochi, cumplió 10 años de trabajo permanente y apoyo hacia la ciudadanía, atendiendo especialmente a estudiantes de bajos recursos y pertenecientes a pueblos originarios, siendo una de las instituciones más incluyentes del país.

Dentro del marco conmemorativo, del 25 al 30 de septiembre, se realizaron una serie de actividades virtuales y presenciales, como son: conferencias profesionales y gratuitas referentes a las carreras de Enfermería, Turismo, Tecnología Ambiental, Agricultura y Manejo Forestal.

Además se llevó a cabo la firma de un convenio de colaboración y apoyo con el Instituto Chihuahuense de la Juventud, en el cual, se establecen las bases para llevar a cabo préstamos de instalaciones, materiales, intercambios académicos y educativos, espacios públicos, siempre y cuando sea en pro del aprendizaje del alumnado.

A su vez, estudiantes y personal de la carrera de Manejo Forestal Sustentable, reforestaron con más de 950 pinos el Colegio Águilas de Guachochi, además de brindarle servicio de limpieza y encalado a los árboles de la zona, con el objetivo de apoyar y mejorar el cuidado ambiental.

Para finalizar los festejos, se develó la placa conmemorativa del décimo aniversario, en donde se contó con personal docente, administrativo, así como invitados especiales.

El rector de la UT de la Tarahumara, Servando Chávez, resaltó que “el gran reto que tiene la universidad, es formar estudiantes altamente capacitados. Reconozco y felicito al personal académico, administrativo y docente a mi cargo, pues día a día se lucha para optimizar el aprendizaje de nuestros jóvenes universitarios”.

“Esta es una fiesta, hay que vivirla a lo grande, por ello hemos preparado esta mezcla de conferencias, apoyos sociales y aprendizaje digital. Aprendamos hoy para practicar mañana en áreas laborales y personales”, sentenció.